0
Comentar
21-04-2018 04:00hs
VIOLENCIA EN ROSARIO
Acribillaron con una ametralladora a un testigo de la banda Los Monos
Compartir
-
Tamaño Fuente
Imprimir
0
Comentarios
En el ataque, una mujer y un niño de ocho años resultaron heridos. La víctima mortal fue baleada en la puerta de su domicilio.

La violencia mafiosa en Rosario sumó un nuevo homicidio y ya son 73 los crímenes ocurridos en el departamento en lo que va del año. Un hombre fue acribillado a balazos tras una persecución que provocó además que una mujer quedara internada en estado reservado y un niño de 8 resultara herido en una pierna.
El hecho que causó la muerte de Cristian Reynoso (37) se registró en plena tarde de este jueves, alrededor de las 17.30 en Dinamarca al 500 bis, en la zona sur de Rosario.
Según explicaron fuentes judiciales, el ataque se inició en la cortada King, a unas dos cuadras del lugar donde cayó asesinada la víctima. En el sitio del crimen los efectivos levantaron al menos 40 vainas servidas que podrían ser de pistola ametralladora, informó la Unidad Fiscal de Homicidios Dolosos de Rosario.
De acuerdo con las primeras averiguaciones, “dos o tres personas” no identificadas, a bordo de una moto de 125 cilindradas y un auto Fiat Siena, comenzaron a seguir a Reynoso cuando este caminaba por calle King y dobló en Dinamarca. Al llegar a la puerta de su casa, en Dinamarca 571 bis, Reynoso fue atacado a tiros e intentó escapar corriendo, pero recibió dos disparos en el tórax y se desplomó en la vereda.
Como consecuencia de los tiros resultó baleada una mujer de 37 años identificada como Paola S., quien “se encuentra en estado reservado por un disparo en el rostro”, informó una fuente de la Fiscalía.
En tanto, un niño de 8 años fue alcanzado por un disparo en una de sus piernas pero está fuera de peligro, aunque quedó internado en el hospital provincial, agregaron los informantes.
Explicaron que Reynoso falleció en el lugar, aunque fue trasladado al Hospital Roque Sáenz Peña, al igual que los otros dos heridos.
La fiscal del caso, Marisol Fabbro, envió a peritar las vainas secuestradas en el lugar para determinar el arma utilizada en el crimen.
También pidió el relevamiento de cámaras de seguridad de la zona y la toma de testimonios mientras adoptó otras medidas que “se mantienen en reserva”, señalaron las fuentes.
Los investigadores sospechan de que este nuevo crimen se inscribe en la saga de asesinatos ocurridos en los últimos meses, y que estarían motivados por una disputa territorial entre bandas dedicadas al narcotráfico y otros delitos en la zona sur de la ciudad santafesina.
En el diario local El Ciudadano destacaron que de acuerdo con las fuentes esta última víctima, Cristian Reynoso, se había presentado como testigo de la defensa de Los Monos, el clan que fue enjuiciado y cuyos integrantes recibieron la semana pasada condenas que ascienden hasta los 37 años de cárcel.
Compartir
Noticias relacionadas
    Mas de Sociedad
      Varias
        COMENTARIOS
        FACEBOOK
        Cargando comentarios...
        Cargando...