0
Comentar
15-11-2017 04:00hs
MISTICA HEREDADA
El ritual de consumir mate, una costumbre ancestral
Compartir
-
Tamaño Fuente
Imprimir
0
Comentarios
La infusión caliente lidera el consumo de líquidos en Argentina, en donde cada persona ingiere un promedio de 100 litros anuales de mate.

El mate vive en la rutina. En la ruta, en la plaza o en el escritorio del trabajo. Allí descansa y alivia. Es la continuación del brazo de la abuela que se estira en la cocina mientras ofrece algo más que un instante de felicidad. Es el inicio del diálogo, la invitación a descubrir las tristezas y las alegrías ajenas. También las propias. Es el momento preciso en el que negarse no está en los planes. Es, sin dudas, una de las costumbres más populares. Vital para entender el significado cultural de la región. Ideal para entender las raíces más profundas del hombre: un monumento a los antepasados de América del Sur; o la infusión sagrada, regalo del dios de los guaraníes, Tupá, el responsable de que la sonrisa de la abuela perdure para siempre.
“Quienes habitamos esta parte de la tierra, heredamos esta costumbre de nuestros ancestros.
El simple hecho de vivir en Argentina, sin haberlo heredado, nos cruza con esta costumbre diaria. ¿Por qué la tenemos? Gracias a quienes habitaron esta tierra. Ellos lograron que esta infusión, con un sentido único y diferente al resto, se relacione de manera afectiva. Encariñados con la costumbre. No se toma mate por tener sed, sino por lo que el momento del mate representa”, sostuvo a Infobae Valeria Trapaga, primera sommelier de mate del mundo. El European Journal of Nutrition publicó una investigación sobre 13 países de tres continentes en donde se destaca al consumo argentino: 2.300 ml líquidos a diario, colocando al país en el tercer lugar entre los que más bebidas toman. El podio lo lideran los alemanes, que toman 2,470 litros diarios, y los británicos, con 2,320 litros. ¿El resto del listado? México, Brasil, España, Francia, el Reino Unido, Polonia, Turquía, Irán, China, Indonesia y Japón.
“Es una costumbre heredada, y como toda herencia, nos posee y la poseemos. Es mística heredada de los cultores y descubridores que fueron los guaraníes. Se trató siempre de compartir y ese es el símbolo. Para los argentinos el culto del mate significa siempre que, al estar con alguien, el mate es acompañar, escuchar, el silencio, la palabra que a veces no está. El mate tiene muchos significados y es un ritual del que no podemos desprendernos”, sostuvo la sommelier. El Instituto Nacional de la Yerba Mate (Inym) presentó una encuesta en donde se ubicó al mate en el primer lugar “como rasgo identitario de la argentinidad” con un 38%, seguido de la carne con un 37% y luego el dulce de leche y el vino con 11% y 7% respectivamente.
Compartir
Noticias relacionadas
    Mas de Sociedad
      Varias
        COMENTARIOS
        FACEBOOK
        Cargando comentarios...
        Cargando...