0
Comentar
16-04-2018 04:00hs
golpe militar. llevado a cabo por EE.UU., Gran Bretaña y Francia
Trump planeaba un ataque más grande, pero evitó una confrontación con Rusia
Compartir
-
Tamaño Fuente
Imprimir
0
Comentarios
La estrategia de Washington busca debilitar el apoyo de Putin y arrinconar aún más el régimen de Bachar El Asad por el uso de armas químicas.

n Apenas 24 horas después de haber lanzado conjuntamente con Francia y Reino Unido un total de 105 misiles contra el Centro de I+D de Barzah, a las afueras de Damasco, el depósito de armas químicas de Him Sinshar, y el centro de control de armas químicas de esa misma localidad, junto a la ciudad de Homs, Estados Unidos se olvida del bombardeo. 
Donald Trump mantiene inalterada su política de limitar la implicación de Estados Unidos en Siria, y de retirar, cuando sea posible, los 2.000 soldados de tierra que mantiene en el país. Según la prensa estadounidense, el presidente quería un ataque de más envergadura, pero el secretario de Defensa, el general retirado Jim Mattis, el único alto cargo del equipo de seguridad del presidente que éste mantiene desde que llegó a la Casa Blanca, le convenció de limitar el bombardeo por miedo a provocar una confrontación con Rusia, que apoya al régimen de Bashar Asad.
El Gobierno de Damasco declaró que las tres bases atacadas el sábado habían sido ya evacuadas. Es algo comprensible, dado que Trump -contrariamente a lo que había prometido en la campaña electoral- anunció a bombo y platillo con días de antelación su intención de atacar en coordinación con Francia y Gran Bretaña, e incluso canceló su asistencia a la Cumbre de las Américas que comenzó, precisamente, el viernes en Lima para coordinar el bombardeo. 
Así que la actualidad política de este domingo en Washington vuelve a estar centrada en las memorias del ex director del FBI, James Comey, que salen a la venta el martes y en las que éste lanza un ataque personal contra Donald Trump, y en la investigación penal contra el abogado del presidente, Michael Cohen, que mañana deberá entregar a la Justicia la lista de todos sus clientes.
El bombardeo parece haber sido una distracción en esa batalla política. Y no solo a nivel interno de EE.UU. sino, también, en términos de política internacional. Washington, París, y Londres no tuvieron el menor problema el sábado para frenar en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas una resolución rusa de condena por el bombardeo. De los 15 miembros del organismo, Moscú solo logró el respaldo de China y Bolivia. En la sesión no faltaron las declaraciones más o menos altisonantes, con el embajador ruso, Vassily Nebenzia, calificando el ataque de “hooliganismo, y no un hooliganismo menor”, en referencia al término que se emplea para referirse a los hinchas de fútbol británicos.
Compartir
Noticias relacionadas
    Mas de El mundo
      Varias
        COMENTARIOS
        FACEBOOK
        Cargando comentarios...
        Cargando...